Buscar este blog

Cargando...

INTERPRETACION DE ALGUNAS ESTROFAS.

Mi gloria es vivir tan libre
Como el pájaro del cielo
No hago nido en el suelo
Ande hay tanto que sufrir,
Y naides me ha de seguir
Cuando yo recuento el vuelo.

Como el pájaro en el cielo. En el poema se alude constantemente al águila y eso nos permite suponer que no sea otro el pájaro aludido en este verso; como también en la primera estrofa, cuando se refiere al ave solitaria.

Yo he conocido esta tierra
En que el paraíso vivía
Y su ranchito tenía
Y sus hijos y mejer…

En que el paisano vivía. Aunque en casi toda la extensión del poema se confunden los terminos gauchos y paisanos, en este verso hay una distinción.
El paraíso es propietario y secundario.
El gaucho neto es criollo errante.

Sosegado vivía en mí rancho
Como el pájaro en su nido
Allí mis hijos queridos
Iban creciendo a mi lao…
Solo queda el desgraciao
Lamentar el bien perdido.

Vivía. El pretérito imperfecto alude a una acción repetida; nos da noción de un hecho acaecido, pero que se prolonga en el tiempo y perdura hasta momentos inmediatos al presente. Su empleo indica afectividad, sentimiento, angustia, custodia del recuerdo necesidad de prolongarlo en la evocación.

Había sido el guitarrero
Un gaucho duro de boca
Y tengo pacencia poca
Pa aguantar cuando no debo.
A ninguno me le atrevo
Pero me halla el que me toca.

Duro de boca. Se refiere preferentemente al caballo y por extensión al individuo que se deja arrebatar con facilidad por la ira.

Para mi la cola es pecho
Y el espinaso es cadena;
Hago mi nido ande quiera
Y de lo que encuentre como
Me hecho tierra sobre el lomo
Y me apeo en cualquier tranquera.

Condición de hombre sufrido, sino tiene cobija, aguanta y sobre todo no desdeña ninguna casa por humilde que sea.

Debe atarse bien la faja
Quien a guardarlo se atreva
Siempre mala intención lleva,
Y, como tiene alma grande
No hay plegaria que lo ablande
ni dolor que lo conmueva.

Alma grande. Referido al indio equivale a alma dura, sinónimo de “corazón de piedra”, quizás sea una imposición de la rima. No puede interpretarse por grandeza de alma.

Donde los vientos me llevan
Allí estoy como en mi centro,
Cuando una tristeza encuentro
Tomo un trago pa alegrarme
A mi me gusta mojarme
Por ajuera y por adentro.

Mojarse por ajuera. Lavarse, higienizarse “por adentro” beber caña, ginebra o cualquier otro estimulante.